Huracán Irma provoca inundaciones y destrozos en la Florida

Miami –

Con una fuerza de categoría 4 el huracán Irma llegó ayer en la mañana a EE.UU., provocando la muerte de tres personas, dejó a millones sin energía eléctrica y ocasionó inundaciones en el sur de la Florida. Aunque en su paso se degradó a categoría 2.

Las calles del centro financiero de Miami, Brickell, se convirtieron en ríos correntosos por las marejadas de Irma, pese a que su ojo no pasó por la ciudad sino que subió en paralelo por la costa oeste del estado hasta impactar en el noroeste de su territorio continental.

Las tres víctimas del ciclón murieron en accidentes de tránsito provocados por los fuertes vientos. Una oficial de policía falleció en un choque frontal cerca de la ciudad de Sarasota, en la costa oeste de Florida. El otro conductor involucrado también murió. La tercera murió cerca de Key West, en el archipiélago de los Cayos, cuando los vientos hicieron impactar su carro con un árbol.

En tanto, la empresa Florida Power & Light informó que pasarán semanas antes de que la electricidad quede totalmente restablecida tras el paso del huracán Irma. El vocero Rob Gould dijo que unos 3,4 millones de casas y negocios se quedarán sin luz una vez termine el paso de Irma por Florida. Ayer en la tarde ya 1,7 millones estaban sin el servicio.

Mientras, dos grúas de rascacielos se derrumbaron en el centro de Miami por los vientos, que también ocasionaron voladuras de techos.

En Fort Lauderdale se reportaron saqueos en tiendas.

Ernesto Parra, ecuatoriano que vive en Weston y que decidió quedarse en casa, contó que en esa zona hubo lluvias y vientos fuertes desde la noche del sábado, algo que provocó que el árbol afuera de su casa cayera al mediodía de ayer.

Las calles en la mitad baja del estado estaban desiertas, mientras 127.000 personas se refugiaron en albergues y alrededor de 6,5 millones fueron evacuadas del estado.

Los especialistas prevén que el meteoro avance lentamente hacia el norte por la costa occidental del estado hacia Tampa-St. Petersburg, una zona muy poblada, donde el vórtice llegaría esta mañana. Sería el primer gran huracán que llega a la zona desde 1921, dijo el portavoz del Centro Nacional de Huracanes, Dennis Feltgen. En la actualidad hay alrededor de tres millones de residentes en esa zona.

En la bahía de esta ciudad hubo un gran retroceso de agua ayer por el movimiento del huracán, algo que provocó susto en varias personas, mientras que otras aprovecharon la particularidad para bajar a la orilla antes del toque de queda. Se prevé que luego de pasar Irma esa agua volvería y causaría inundaciones.

Una familia ecuatoriana que había ido a Tampa huyendo del huracán (hasta el viernes era uno de los lugares más seguros), al saber del cambio de dirección de Irma se trasladó a Atlanta y a Orlando, ciudad que se convirtió en un refugio para muchos evacuados.

El gobernador Rick Scott pidió rezar por las personas en Florida, en dos entrevistas por separado con dos cadenas de TV. Agregó que tras el paso de la tormenta se necesitará mucha ayuda, pero que la Florida era un “estado fuerte”. (I)

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *