19 Muertos en concierto de Rihana grande en manchester

Un kamikaze detonó su bomba al final de un concierto de la estrella juvenil Ariana Grande en Mánchester el lunes por la noche causando 22 muertos y 59 heridos, entre ellos niños y adolescentes.

El hombre que perpetró el atentado en el pabellón Manchester Arena, el más grave sufrido en el Reino Unido desde los que sacudieron a la red de transporte público de Londres en 2005, murió al detonar la carga explosiva, indicó este martes la policía de la ciudad, que mencionó un “incidente terrorista”.

El jefe de policía de Manchester, Ian Hopkins, dijo que el hombre hizo estallar “un dispositivo explosivo de fabricación casera” en el Manchester Arena cuando los asistentes salían del concierto.

“El pabellón se quedó pavorosamente en silencio durante cinco o seis segundos, que parecieron más largos, y luego todo el mundo corrió en todas direcciones”, explicó a la AFP Kennedy Hill, una adolescente que asistió a la actuación de la artista estadounidense.

Su madre, Stephanie Hill dijo que la gente perdía zapatos y teléfonos por el camino al tratar de huir del lugar.

“Había muchos niños y adolescentes como mi hija en el concierto. Es trágico”, lamentó.

‘Padres cargando a sus hijas entre lágrimas’

“Había padres que llevaban en brazos a sus hijas entre lágrimas”, explicó a la AFP Sebastian Díaz, un muchacho de 19 años de Newcastle, que vestía una camisa tejana y pantalón oscuro.

La policía recibió el aviso de una explosión en el recinto con capacidad para 20.000 personas hacia las 22:35 (21:35 GMT). La zona quedó acordonada y en el lugar se apostaban vehículos policiales y ambulancias, constató un fotógrafo de la AFP.

La ministra de Interior, Amber Rudd, denunció un “ataque bárbaro que apunta deliberadamente a los más vulnerables de nuestra sociedad, los jóvenes y los niños que fueron a ver un concierto de música pop”.

El lunes por la noche, la primera ministra Theresa May, condenó el “horrible atentado terrorista”.

“Nos mantendremos fuertes, nos mantendremos unidos, porque somos así. Eso es lo que hacemos, así no ganarán”, dijo el alcalde de Mánchester, Andy Burnham.

Su par de Londres, Sadiq Khan, anunció que se reforzará la seguridad en las calles de la capital.

“Estoy en contacto constante con la Policía Metropolitana, que están revisando el dispositivo de seguridad en Londres. Los londinenses verán más policía en nuestras calles”, dijo Khan.

Ariana Grande tenía previsto actuar en el O2 de Londres el jueves. “Destrozada. Desde el fondo de mi corazón, lo siento mucho. No tengo palabras”, escribió la cantante en Twitter.

Relatos

“Escuchamos el último tema y de repente, hubo como un flash con un bang y luego humo”, contó a la BBC Gary Walker, de Leeds, que con su esposa esperaba a sus hijas a la salida del concierto. Walker dijo haber resultado herido en un pie mientras que su mujer en el estómago.

Elena Semino, que esperaba que saliera su hija de 17 años, dijo al diario The Guardian que también resultó herida.

“Sentí como un fuego en el cuello y cuando levanté la vista había cuerpos por todos lados”, dijo.

Según la policía de transportes de Manchester, la explosión se produjo dentro del estadio en donde se encuentra la sala de conciertos.

Emma Johnson lo confirmó a la BBC. “Estábamos arriba de las escaleras con mi marido, para esperar a nuestras hijas, y el vidrio estalló. Era cerca del lugar en donde se venden recuerdos. Todo el edificio tembló”.

En la misma sala, “todo el mundo era presa del pánico”, contó a la cadena Sky News Isabel Hodgins. “El pasillo estaba lleno y olía a quemado, había mucho humo en el momento en que nos fuimos”, dijo.

Según Cheryl McDonald, que fue al lugar con su nieta de 9 años, la sala estaba “repleta de niños”.

Reacciones

El atentado provocó reacciones de condena en todo el mundo.

La primera ministra alemana Angela Merkel expresó su “tristeza y horror”, y el presidente ruso Vladimir Putin se dijo dispuesto a “desarrollar la cooperación antiterrorista” ante este atentado “cínico e inhumano”.

El portavoz de la Casa Blanca, Sean Spicer, explicó que el presidente Donald Trump, actualmente en visita en Israel, estaba siendo informado de la situación.

El atentado llevó a suspender los actos de la campaña electoral para las elecciones del 8 de junio y ocurrió exactamente dos meses después del que dejó 5 muertos en Londres, cerca del Parlamento, cuando un hombre embistió con su coche a una multitud y apuñaló a un policía.

El ataque de Manchester es el más grave desde julio de 2005 cuando una serie de atentados suicida dejó 52 muertos, entre ellos cuatro kamikazes, y 700 heridos en el metro y un autobús de Londres. Este ataque fue reivindicado por un grupo que decía pertenecer a Al Qaeda.

El departamento de Seguridad Interior estadounidense anunció “medidas de seguridad reforzadas en y alrededor de los lugares y eventos públicos”.

El grado de amenaza de atentados en el Reino Unido es “severo”, el segundo más alto en la escala de las autoridades, y significa que es altamente probable que haya atentados. El primer grado es el de “crítico”, que se activa en caso de amenaza inminente. (I)

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *